"Cuando voy a dormir cierro los ojos y sueño con el color de un país florecido para mí." Canción del jardinero, María Elena Walsh
gadgets para blogger

viernes, 8 de enero de 2010

Cuarto con ventana al mar... -Realidad Virtual-



Maquinal o inconsciente. Pasillo, escalera, puerta. Abre con prisa. La oficina, de pequeñez claustrofóbica; pocos muebles; biblioratos hasta en el piso; el escritorio, abarrotado. Un ventilador de techo funciona cuando quiere. Olor a humo de cigarrillo concentrado del día anterior –de todos los días-. Apenas lugar para girar su silla. Maldice no tener siquiera una ventana. Viernes, lo único bueno, aunque duda si realmente que sea viernes resulte positivo. La luz parpadea, algo habitual, tan pronto el foco tome temperatura se mantendrá encendida. Una cucaracha escapa bajo los papeles. Enciende la computadora y mientras espera que ella le dé algún indicio de su presencia a través de la pantalla, revisa el trabajo pendiente.
Con ella del otro lado, todo el lugar se cubre de colores. Descubrió que cuando aparece el “hola”, en la oficina corre una brisa delicada con aroma a perfume. No recuerda cuánto tiempo hace que la conoce –como no recuerda otras tantas cosas-, pero sí la causa: un mensaje que ella le envió erróneamente.


Puerta, pasillo, escalera.
-¡Hola!
-No voy a decir que te estaba esperando –y dibuja una carita sonriente-. ¿Cómo estás?
-Bien, mirando la lluvia…
-¿Cómo sabés que llueve? ¿Podés salir?
-Porque tengo una ventana. No siempre es necesario salir, sólo saber mirar desde el lugar donde se está.
-Yo llevo tantos años trabajando aquí que a veces tengo la sensación de nunca haber salido de esta oficina.
Ella, la vista fija en el monitor, ríe con caritas amarillas:
-¡Igual que yo!
-¿Estás muy lejos?


La respuesta es siempre la misma porque él siempre hace las mismas preguntas, como si fuera la primera vez que hablan. Ella responde paciente, le describe al detalle –él se lo pide- cómo está el día, si hay sol o está nublado, cuántas flores nacieron desde ayer… Él se acostumbró a su compañía, a que ella conteste preguntas que le parece haber hecho miles de veces. La imagina hermosa, vital, alegre y dueña de una ventana, nexo con ese “afuera” que se le hace tan difícil de comprender.


-Sí, lo estoy –mueve hacia atrás la silla, lo máximo que puede: diez centímetros.
Puerta, pasillo, escalera.


La emoción de presentirla cercana y lejana al mismo tiempo lo angustia. Quiere saber si es tal cual la imagina, si se parece a la foto que encontró meses atrás revolviendo los cajones de su escritorio, el día del mensaje erróneo, o el chat, sí, eso lo recuerda. Suele fantasear que la foto fue dejada por ella a propósito; que alguna vez estuvo en esa minúscula oficina, llenándola de luz y perfume. ¿Sería alocado querer conocerla? Sí, sería loco, se convence de no decir nada.


El día termina como empezó: Pasillo, escalera, puerta. Abre la oficina claustrofóbica, enciende la computadora, espera que ella aparezca.


Puerta, pasillo, escalera.


-¡Hola, hola! –y la carita sonriente, los ojos fijos en el monitor-.Los pájaros están cantando.
-Acá lo único que canta es la impresora.
-¡Por favor, algo de imaginación!
-Tengo muy poca.


Pasillo, escalera, puerta.
Puerta, pasillo, escalera. Otro día.
Y el mensaje.


-¿Podés creer que está granizando? ¡Las piedras son grandes como almendras!


Él apenas sospecha el granizo, lo único tangible son los papeles sobre ese odioso escritorio. Ella, la mirada fija en el monitor, los dedos teclean con velocidad, otro día está por llegar a su fin. Deja la computadora encendida, el fondo de pantalla muestra un amanecer en el mar.


Mañana le dirá que el mar está calmo, que puede verlo desde su ventana.
Puerta, pasillo, escalera. ®




Jeve y Ruma


7 comentarios:

  1. Inquietante. Lo tengo que leer de nuevo. ¿Podemos enamorarnos de una pantalla? ¿Hasta que punto estamos encerrados en nuestra cotidianeidad? Inquietenate, insisto. Y bueno, como siempre.
    Otro si digo: me encanta la campanita. Hermosa.

    ResponderEliminar
  2. ¡Cuánta soledad reina detrás de este escrito! Triste, melancólico. Con una imprescindible ventana de barrotes auto impuestos. Hasta la cucaracha parece pasearse con mayor libertad...
    Así al menos me llega a mí. Pero lo he disfrutado igual que si se tratara de la más alegre de las fiestas.

    ResponderEliminar
  3. No es alegre como dicen otros, es melancólico como la carta de un prisionero.
    He creido tambien que la pantalla puede mostrame el mar, no es así. El mar está afuera, bajo el sol o la luna. No se debe amar lo que no alcanzamos con la amano y el corazón.

    Puerta, pasillo, escalera.

    ResponderEliminar
  4. ¡Uy es para pensar!
    ¿¿No somos todos un poco así??

    Muy buen texto, el lector ve, imagina, se siente participe del cuento.

    Un cariño.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  5. Este cuento -muy bueno: desde la atmósfera inicial hasta el final- me ha hecho acordar a aquél en que una concubina de un harem añora la libertad a través de la música que escucha venir de lejos. Un día, logra escaparse y seguir el hilo de ese sonido hasta su origen. Allí se encuentra con un músico uncido a una pesada cadena.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta vuestro estilo. Os sigo.

    y, a seguir creando con la palabra. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Uff, soledad que cala , un texto para reflexionar muchiismo, muy bueno. Gracias por compartilo.
    Y el tañir de las campanas? o es mi imaginación?? Nana.

    ResponderEliminar

Despensa

gadgets para blogger
Se ha producido un error en este gadget.

Cuarto de Regalos

Para Jeve y Ruma

Para ti, que escribres...

Broten las palabras de tu espíritu al papel

y dejen huella

de tal modo que permanezcan vivas, eternas en la roca testimonio de tu luz

y fuego en la luz de las estrellas.

Rodolfo Piay
http://visionesdeojosabiertos.blogspot.com/
English (auto-detected) » Hungarian








English (auto-detected) » Hungarian




English (auto-detected) » Hungarian


English (auto-detected) » Hungarian

Estamos en


Anuncios Clasificados

Sitiopedia
English (auto-detected) » Hungarian


trucos blogger